El mercadito escondido

 

Managua tiene un mercado que lucha contra el olvido. Desde que se fundó hace unos 30 años ha tenido cuatro nombres y tres generaciones de locatarias sueñan con verlo reconstruido y abarrotado de compradores. ¿Sabe dónde queda el mercado Virgen de Candelaria? Tras la pregunta viene el silencio. Pocos lo saben.

Y es hasta razonable. Del otro lado de la ciudad “El Oriental”, el mercado más grande de Nicaragua   ha visto crecida su extensión en un 117% en tan solo 19 años, la mitad de los años que tiene el mercado olvidado y cuyo tamaño no llega ni a una manzana. Cada día, en “el mercadito Candelaria” 92 comerciantes llegan a ofrecer verduras, carnes, granos básicos, vestuario y calzado en sus 132 tramos.

El mercadito –a como se han acostumbrado a llamarle–, se ubica a tan solo una cuadra del portón principal del Cementerio General, en el occidente de la capital, razón que motivó a la ex presidenta Violeta Barrios, a proponer cambiar su nombre al de “Mercado Occidental”. Eran los años 90. La iniciativa, no prosperó.

La clientela

Los de mayor edad en la capital, recuerdan que antes de que el mercadito naciera, funcionó en sus terrenos una bodega para almacenar armas y municiones. Algunos años después, y tras el triunfo de la revolución de 1979, las bodegas alojaron a las locatarias.

Por entonces y por razones que los capitalinos no pueden explicar debido al tiempo, fue llamado “El Mesón de Masaya”. Su clientela fija han sido las familias que habitan en el occidente, especialmente de los barrios Monseñor Lezcano, Villa Cuba y sus vecinos.

Trasladado

A la historia de le mercadito se suma otro dato curioso. Hace dos décadas parte de sus comerciantes fueron reubicados cerca del parque Fray Bartolomé de las Casas, un lugar que también contaba con una plazoleta con el nombre de Candelaria. Las bajas en las ventas provocaron que los comerciantes reclamaron el retorno al anterior lugar. Demanda que les fue concedida.

Al volver al sitio original, decidieron entonces defender el derecho a nombrarse como mercado “Virgen de Candelaria”, aunque la Corporación Municipal de Mercados de Managua mantienen registrado oficialmente el sitio de compras como Mercado “Leonel Gutiérrez”.

Otros le llaman “El Mercado del vaho”, debido a que sus visitantes le han dado fama al sabor del platillo tradicional, y que ofertan una fila de vendedoras a la entrada del centro de compras.

 La patrona       

Cada dos de febrero, las locatarias del mercadito se unen para celebrar a la patrona del mercado; la Virgen de Candelaria, a la que encomiendan el éxito de sus compras. La celebración tiene como evento central una jornada cultural que financian con recolectas durante todo el año y ahora con apoyo de las autoridades municipales.

La imagen de la patrona recorre en procesión, las calles principales del sitio de compras y al finalizar el recorrido vuelve a un altar que todos los comerciantes mantienen acondicionados en el interior del mercadito.

A restaurarlo

El presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercadito, Ronald López Carballo, dice que la organización espera que se haga realidad un proyecto de rehabilitación del antiguo centro de compras. “Lo hemos estado hablando con la Alcaldía de Managua y Commema”, dijo López a Inside Managua.

screenshot_2016-11-19-13-07-46

Representante de la Asociación de Comerciantes del mercadito, Ronald López Carballo.

Este proceso estaría echándose andar el próximo año y duraría seis meses para entregarles un remozado local. “Al hacer la estructura es tener todo nuevo, lo que es techo, pasillo… en fin y todo se puede con el apoyo de todos”, agregó.

19 Noviembre, 2016

Deja un comentario