El Arte del Tatuaje

Un artículo de Alexandra D’trinidad Arcia y Katherine Lopez Miranda

El tatuaje ha estado rodeado de tabúes y críticas desde sus inicios en Nicaragua, solía ser discriminado y estigmatizado por la misma sociedad. La cultura de los tatuajes e incluso las personas que los integran eran víctimas de múltiples etiquetas que conllevaban a no apreciar el dibujo por su naturaleza.

406998_331751510194102_521855202_n

“El problema que hay en este país es que la gente se deja llevar por lo que dicen los demás. Si ves a un artista plástico lleno de tatuajes en partes de su cuerpo ya creen que son delincuentes, pero ahora todo eso ya ha quedado en el pasado, ya que estamos desarrollando mentes abiertas. Gracias a la televisión con los programas que han salido, ahora la gente se ha quitado ese mal concepto para nosotros los tatuadores” expresó Oscar Noguera, tatuador.

El arte en el cuerpo, como ahora se le conoce, ya no se limitan a grupos específicos como marineros (Maras), pandilleros o motociclistas, es para cualquier clase social o edad, muchas compañías alrededor del mundo han advertido sobre esta tendencia y ahora han reflexionado al respecto.

“El tatuaje es arte así como la pintura, y al mismo tiempo una modificación corporal. Los pintores tienen una conexión con su pincel, de cómo va querer esa línea o esa cosa que fluya. En el tatuaje pasa lo mismo, nada más que este tiene una máquina que mueve las agujas de atrás para delante a diferentes niveles. Es como plasmar una obra pero en vez de tenerla colgada en tu casa, la tienes plasmada en tu cuerpo” reiteró Noguera.

[metaslider id=620]

Otros creen que es una moda el andar tatuajes. “En realidad, el tatuaje no lo considero de esa manera, ya que la moda es algo que se usa por una temporada, en cambio, el tatuaje esta desde siempre y tiene una fuerza cultural que hace que perdure” dijo el tatuador.

También, agregó que para ellos es un trabajo honrado, es duro, cansado, además trabajan higiénicamente y tratan de darles un servicio muy profesional para satisfacer a sus clientes.

Muchos tatuadores pretenden crear nuevas culturas y demostrar a la sociedad que para ser un tatuador de verdad, debes de tener mucho arte al hacer un dibujo plasmado en la piel y que es muy necesario aprender de un tatuador profesional.

 “Lo que nosotros pensamos hacer, es seguir insistiendo para que muchos se integren y pierdan el miedo a ser discriminado, que sean más liberales que nosotros no somos criminales, ni tampoco el andar un tatuaje en la piel no te hace menos importante, no tiene nada que ver lo exterior con la capacidad ya sea intelectual o sentimental de cada persona” concluyó el tatuador Oscar Noguera.

15 Noviembre, 2015

Deja un comentario